El secreto está en observar a nuestro bebé. ¡Te quiero entender bebe! Parte 1


15 de mayo 2020 / por Ana Serrano

 

¿Qué me quieres decir? Las enseñanzas de Paul Hollinger Parte 1.

El secreto está en observar a nuestro bebé, sin ideas previas, tratando de entender qué le pasa y poniéndonos en su lugar.

 

¡Qué ganas de tener un diccionario a la mano para descifrar lo que los bebés nos dicen!

 

O una aplicación de iPad que nos sugiriera. Esta cara, con este grito y este movimiento corporal, significa esto…

Es duro, pero no siempre entendemos lo que nos dicen los bebés con sus gestos, su llanto, su emoción y su lenguaje corporal.

 

Con frecuencia nos dejamos dominar por nuestra idea de lo que “debe de ser” en un bebé y dejamos de observar lo que nos quiere decir.

 

Si llora, se nos viene a la cabeza que no queremos fomentar un niño llorón y quizá esto nos lleve a ignorarlo.

 


 

El enojo es innato y tiene una función.

 

Cuando nuestro bebé se enoja, la reacción común es tratar de inhibirlo. “No te enojes”

Pensamos que, si permitimos el enojo, se va a convertir en un niño  violento  y  claro que no queremos que ocurra.

Entonces decidimos reprimirlo.

También nos vemos dominados por ese “deber ser” como papás. Queremos a toda costa ser buenos papás.

 

Nos sentimos observados por nuestra propia imagen diciendo: “Yo eso nunca lo toleraría”…O por la mirada del experto y de nuevo dejamos de ver a nuestro bebé.

Todos los papás cometemos errores y por fortuna, los bebés vienen “a prueba de inexpertos”

 

La investigación acerca de lo que el bebé dice y por qué lo dice nos puede orientar para despertar nuestra intuición, para mirar lo que es sin sobreponer nuestra idea fuera de contexto de lo  que “debería ser”.

 

Los bebés, simplemente hablan el lenguaje de los bebés, que es por cierto universal e innato. Aderezado por el temperamento que ya viene empaquetado con él al nacer. (Más intenso o menos intenso).

 

Los bebés nos envían señales, estas señales expresan emociones y están conectadas a la supervivencia.

 

Todos los bebés del mundo y en todas las culturas vemos la misma constelación de gestos, movimientos y manifestaciones de afectos. (Holinger). 1

 

Cada señal tiene una función específica y todas en conjunto sirven para relacionarse socialmente  con   el entorno, principalmente con nosotros los papás quienes somos los seres más importantes de su universo.

 

Ir a la parte 2 del artículo.

Constelación de emociones universales. ¡Te quiero entender bebe!

Compartir: